Zapatas De Freno Trasera Honda SJ 100 Bali 2T a/c 1996 a 1999

Model:401376854921

Zapatas De Freno Trasera Honda SJ 100 Bali 2T a/c 1996 a 1999

Zapatas De Freno Trasera Honda SJ 100 Bali 2T a/c 1996 a 1999
401376854921
El vendedor asume toda la responsabilidad de este anuncio.
Última actualización el  15 dic 2017 16:22:50 H.Esp 

Características del artículo

Estado:
Nuevo: Un artículo nuevo sin usar sin abrir sin desperfectos y en el paquete original (en caso de venir ...
UPC: Does not apply
Manufacturer Part Number: 210303 EAN: Does not apply
Model: SJ Brand: Unbranded
MPN: 210303 Make: Honda
" Zapatas De Freno Trasera Honda SJ 100 Bali 2T a/c 1996 a 1999
Mujer Dorothy Perkins Negro Cuero Alta Sandalias Tacones Zapatos UK 7 EU 40

El Comité para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio (CPVPV) de Arabia Saudí  pidió este lunes que se juzgue a una chica que aparece en un vídeo paseando por una zona histórica del norte del país con "ropa indecente".

El segundo refuerzo del Milan para la próxima temporada,  Para hombres Calce Ancho Cómodo MEMORY FOAM Cierre Zapatillas Gris Tallas 6 TOUCH 11
, ha defendido la selección de Argentina en las categorías inferiores y en el equipo absoluto, con el que debutó el 2 de septiembre del 2011 contra Portugal.

En un comunicado, esa institución, que se encarga de hacer respetar las  seguridad laboral Zapatos Botas Cuero Puntera de acero Click Negro Hombre / Dama
 saudíes, informó de que "ha enviado a las autoridades competentes el caso de la joven que anduvo por la zona histórica de Ashkir", ubicada a unos 200 kilómetros al noroeste de la capital, Riad.

Jose Antonio G. de la Rosa

Diariamente, escuchamos comentarios como  “la juventud actual no lucha por las cosas, no tienen interés por nada, todo lo que comienzan nunca lo acaban porque se aburren, etc.” . Como profesor de dinámica de grupo de  Tu Niños Unisex negro de velcro Plimsole zapatos talla 12 Niños Niñas
 en la  Escuela  Caravelle Flex Negro Cuero Mocasines Talla 5 usado una vez
, estoy en pleno contacto con alumnos de unos veinte años aproximadamente, y os aseguro, que realizando diferentes actividades orientadas a sus necesidades, gustos y características, esa falta de motivación y de actitud y aptitud está totalmente ausente.

Esta situación que habitualmente me encuentro, hace plantearme la siguiente pregunta:

“Esta falta de actitud que se supone que está ocurriendo en la actualidad,  ¿por quién o por qué está siendo originada?, ¿verdaderamente se les motiva a los alumnos?”

Actitud y aptitud dentro de las aulas

Centrándonos en dos conceptos importante como son la  actitud y la aptitud :

Está claro, que el concepto aptitud es muy importante, es más, es el que habitualmente, se pondera más en los sistemas de evaluación de las diferentes asignaturas que nos encontramos en los centros educativos. Desde mi punto de vista, pienso, que darle un alto porcentaje de evaluación a la aptitud es un error, ya que de este modo, no premiamos al alumno trabajador, sino al alumno que tiene mayor capacidad, dejando al margen aspectos tan importantes para el futuro como puede ser el  sacrificio, el esfuerzo, el trabajo en equipo, la entrega, la dedicación  etc.

Por tanto, creo que es más importante, premiar la actitud que la aptitud, ya que de este modo, el alumno tendrá una mayor motivación y mejoras de cara al futuro.

Concluyendo con estas dos definiciones, pienso realmente que trabajar la actitud, es clave para el futuro de nuestros alumnos, por tanto, os planteo la siguiente pregunta:

Cómo trabajar la actitud-aptitud en las aulas

Siguiendo con esta segunda reflexión, es decir, el  modo de trabajar la actitud-aptitud , vemos prácticamente obligatorio estimular a nuestros alumnos a que sean capaces de conseguir unas metas y unos objetivos fuera de las  capacidades aptitudinales  que tengan, es decir, tenemos que mentalizar a nuestros alumnos al trabajo diario y al reto de conseguir cualquier objetivo que se les plantee en la vida, ya que con sacrificio y entrega, todo el mundo puede conseguir todas las metas planteadas.

Por tanto, la clave para un buen proceso de enseñanza-aprendizaje, está en saber motivar a nuestros alumnos a realizar cualquier actividad con la mayor entrega posible. Lo complicado de todo esto expuesto, es buscar el modo y la manera correcta de saber trabajar estos dos conceptos.

La  aptitud , está claro que es más fácil trabajarla y evaluarla, es decir, le enseñamos al alumno a realizar una actividad y simplemente vemos si alcanza el resultado esperado o no. Un ejemplo, puede ser, mandar a nuestros alumnos a realizar una carrera de velocidad de cien metros en un tiempo determinado. En caso de que estos se excedan del tiempo permitido, pues ese alumno estará no apto y tendrá que repetir la prueba. En cambio, la  actitud , al ser un parámetro con un rol más intrínseco, es más difícil trabajarla y evaluarla.